Dentro de nuestro proyecto Guata también tenemos tiempo para ponernos guapas. No solo nos tenemos que tener que cuidar por dentro sino también por fuera.
Nos quedamos con las caras de alegría de nuestra gente.