Nuestro voluntario Leonardo  pertenece a esta gran familia de Guata desde el inicio del proyecto.

  Don Juan es uno uno de los mayores que visita cada semana (acompaña a dos mayores más), haciéndolo muy feliz al llevarlo hasta el bar de la Caldera a comer, su sitio preferido de toda la vida, donde en el pasado iba con sus amigos para tomarse un vasito de vino y un platito de carne cabra! Gracias a Leonardo ha podido recuperar esa costumbre y disfrutar del entorno rural que tanto le gusta a Don Juan.

¡¡¡¡Volvemos muy pronto con más noticias de nuestra GUATA Santa Úrsulera!!!