El pasado mes de enero, tuvimos otra salida con las personas de Guata. Una tarde en la que el sol nos acompañó y cerquita del mar. Nos fuimos a pasar la tarde al Puerto de La Cruz. Nuestro mayor regalo, es lo felices que estaban «por hacer algo diferente», porque «nunca habían estado por esta zona «o por «pasar una tarde con los compañeros/as».

Seguimos trabajando para seguir regalando, felicidad, momentos únicos y sobre todo, seguir brindando oportunidades para las personas que conviven con una dependencia.