Así nos animan a participar en este precioso proyecto,  Doña Soledad y Susana. Una gran amistad que ha nacido gracias a que Susana tenía el gusanillo de hacer voluntariado y conoció Guata. De ahí, conoció a Doña Soledad y pasan unas magníficas tardes juntas, haciendo lo que más les gusta, alegar como dice Doña Soledad. Gracias por regalarnos este ratito tan divertido. Aprovechamos para invitarte a formar parte de la gran familia «Guata Santa Úrsula»