Sin duda, la visita estrella de GUATA, visitar a nuestra Patrona, La Virgen de Candelaria.
El viento no pudo con nuestras ganas de pasarlo bien y pedirle a la Patrona por los nuestros. Una tarde en la que tuvimos la oportunidad también de pasear por la zona y tomar una rica merienda cerquita del mar.

Lo mejor, que nos acompañaron 4 personitas nuevas a la excursión que quieren volver a repetir.

Les dejamos con unas preciosas imágenes de la maravillosa tarde que pasamos.